Navegación – Mapa del sitio

Construcción del Estado-Nación y desarrollo económico y social en Chile (1811-1976)

Fechas del coloquio: 24 y 25 de enero de 2013

En el marco del coloquio celebrado en junio de 2011, tuvimos la oportunidad de interesarnos por la construcción del Estado-Nación en Chile y las resistencias que de ella nacieron. Para enero de 2013 organizamos una prolongación de esta reflexión en torno al siguiente tema:

De la libertad de comercio al comercio de la libertad

Université Paris Ouest Nanterre La Défense

Centre de recherches ibériques et ibéro-américaines

Groupe de Recherches Ecole, Culture, Nation dans le monde ibérique, ibéro-américain et méditerranéen » (GRECUN)

Université Paris 8

Equipe Amérique Latine : littérature et socio-histoire. Axe ALHIM  

Responsables : Thomas Gómez, Perla Petrich

Organisateurs :

 Nathalie Jammet-Arias, Alvar de la LLosa, Enrique Fernandez Domingo

Contenido

Voluntariamente amplio, el período estudiado está enmarcado por dos importantes decretos, el que autoriza la libertad de comercio (de 21 de febrero de 1811) y el de creación de la CODELCO (1° de abril de 1976), punto de llegada de un proceso de recuperación por el Estado chileno de la primera riqueza y fuente de ingresos del país, el cobre.

Antes de convertirse en el símbolo del ultraliberalismo latinoamericano, Chile fue un lugar privilegiado en el que se dieron numerosas interacciones entre el Estado y el mundo de los negocios. Éstas provocaron tensiones, conflictos y reformas. Especializado durante la época colonial en productor agrícola, a lo largo del siglo XIX, Chile se transmutó en un país productor de mineral y exportador de metales. Siendo la particularidad de la economía minera que, con el propósito de reducir el volumen y el costo del transporte, el producto de la extracción minera ha de ser transformado In situ para que se transporte únicamente su valor acabado, de modo que la extracción minera provoca forzosamente el nacimiento de una industria de transformación. El descubrimiento de los yacimientos de Chañarcillo y su explotación, a partir de 1832, así como las conquistas territoriales generadas por la Guerra del Pacífico (1879-1884) provocaron el destino minero de Chile y su inclusión en el sistema capitalista internacional. A lo largo del siglo XIX y XX, esta actividad caracteriza una época de dependencia con respecto a los capitales extranjeros. Las dos producciones mayoritarias y emblemáticas de la vida económica chilena están condicionadas por esta dependencia: el ciclo del salitre marca la presencia del capital británico, el ciclo del cobre desplaza a éste introduciendo el capital estadounidense.

Conviene entonces preguntarse de qué manera el mundo económico determinó la construcción del Estado y de la nación chilena. ¿Qué papel se atribuyó el Estado -llamado independiente- en el desarrollo económico? ¿Hasta qué punto, frente al desarrollo económico, en particular minero, el Estado acabó por depender de las condiciones que le fueron impuestas por las necesidades externas (mercados, capitales, grandes compañías…)? Es decir, ¿hasta qué punto el Estado resulta ser la emanación de estas necesidades externas y de las riquezas traídas por los intercambios comerciales internacionales? En gran medida los intereses económicos influyeron la vida política de Chile hasta el extremo de sustentar estructuras estatales e incluso crear conflictos armados. Ese tipo de desarrollo conllevó la formación de partidos, sindicatos y convirtió “la cuestión social” en un tema político de suma importancia.

Por otra parte, si la economía influye en las opciones del Estado y su desarrollo, la propuesta inversa también es válida. Con lo cual, resulta legítimo estudiar el impacto de lo político sobre lo económico y viceversa. También, habrá que analizar las relaciones entre los períodos de fuerte crecimiento económico –de auge- y el desarrollo del Estado. También convendrá interesarse por la relación entre “sector privado” y “sector público”, por el reparto de las iniciativas y por los modos de financiación pero también por las relaciones existentes entre capitales nacionales y extranjeros en sectores estratégicos. Esto nos llevará a estudiar las relaciones comerciales entre Chile y otros países ya que a menudo éstas son el producto de negociaciones entre Estados y por consiguiente estrechamente dependientes de las relaciones diplomáticas.

Se podrán estudiar las tentativas del Estado para imponerse a pesar de todo y conservar cierto control sobre las actividades económicas. Una hipótesis podría ser que el Estado impulsa más las actividades económicas en las que existe un interés estratégico directo (transportes y comunicaciones) o bien porque están ligadas a la “modernidad visible”, una modernidad que desde la independencia inventa un discurso político cual sea la tendencia política de los gobernantes. ¿En qué medida el Estado fue el impulsor de cambios urbanísticos, desarrolló los medios de comunicación y las infraestructuras portuarias, creó impuestos e instituciones para regular las actividades económicas y así aprovecharse del crecimiento de éstas? O al contrario, la creación de esas infraestructuras sirvió ante todo los intereses económicos? ¿Puso en práctica el Estado alguna forma de “colbertismo” o intentó lanzar el desarrollo supliendo la escasez de capitales? Nos interrogaremos acerca de los modelos de desarrollo que se emplearon en Chile durante este largo período y se establecerán comparaciones con los modelos aplicados en otros países americanos en particular los fronterizos Perú, Bolivia y Argentina.

En su relación con el mundo de los negocios, ¿Tuvo el Estado la voluntad de imponerse en el seno de estructuras productivas o es que abandonó el poder a los responsables económicos, en qué condiciones? Convendría interrogarse sobre la capacidad del Estado, más allá del esfuerzo normativo, para afirmar su autoridad en las ciudades mineras como en los fundos agrícolas o en las empresas. ¿Fueron siempre aplicadas las leyes? ¿Fue siempre efectivo el poder de coerción –la violencia legal propia del Estado según Max Weber? ¿Qué medios de aplicación fueron empleados y cómo evolucionaron? ¿Cuáles fueron las reacciones de las autoridades públicas frente a los conflictos entre capital y trabajo (proletariado y propietarios mineros, agrícolas e industriales)?

¿Existió un desarrollo notable de una burguesía de prestanombristas? ¿De qué índole fueron las relaciones entre burguesía local y capital extranjero? ¿Provocaron estas relaciones el nacimiento de intelectuales ideólogos de este nuevo Estado?

Más allá de los sistemas y de las teorías, estos planteamientos nos llevarán a interesarnos en particular por los actores de la economía. Centraremos nuestra atención sobre las condiciones de vida, precisamente el alojamiento de los trabajadores, y sobre las iniciativas tanto privadas como públicas relativas al tema así como las propuestas de la Iglesia acerca de la cuestión social. La formación profesional, inicial y continua, tendrá su lugar en el debate. Sería adecuado estudiar si existieron estructuras técnicas especializadas, tales como una escuela de Minas, Escuelas-talleres o clases nocturnas. ¿Fueron éstas el resultado de medidas estatales o de iniciativas privadas o incluso religiosas (salesianos)? Además, las transformaciones económicas producen migraciones geográficas dictadas por los cambios de lugares de producción, sean transnacionales con la llegada de emigrantes o migraciones de género. ¿Produjo la especialización de la producción una transferencia de empleos masculinos hacia las mujeres? ¿En qué contexto?

Finalmente, parece oportuno interrogarse sobre la mirada, objetiva o no, que la literatura y la prensa plantearon, por ejemplo la del novelista Alberto Blest Gana y el publicista José Joaquín Vallejo (Jotabeche) y sus herederos, sobre el mundo de los negocios y las luchas sociales. ¿Fueron temas de la literatura o prensa chilena las descripciones críticas de las actividades mineras, de los cambios sociales y de la modernidad? ¿Se constituyeron personajes-tipos bajo la pluma de los publicistas, escritores, caricaturistas, ilustradores o estos llegaron a la posteridad merced a la fotografía o al cine?

También se aceptarán ponencias sobre temas similares en otros países latino-americanos con el fin de establecer unas comparaciones.

Propuestas

Fecha límite para contestar: 31 de enero de 2012

Se publicarán actas.

Un resumen de unas 500 palabras, mencionando sus datos profesionales y un breve C.V. (lista de sus publicaciones), serán dirigidos a los tres organizadores antes del 31 de enero de 2012 :

  • Logo Université Paris 8 - Vincennes Saint-Denis
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Revues.org